jlgarrot

Just another WordPress.com site

La Represión franquista en La Carolina (Jaén (II)

Manuel Andújar (1913-1994)

Su infancia transcurrió entre La Carolina, Linares y Málaga. En 1932 llega a Madrid donde finaliza sus estudios de perito mercantil. Posteriormente se trasladó a Cataluña. Militante del PCE estuvo internado en el campo de concentración de Saint Cyprien (Francia) hasta 1940 año en que logra marchar a México, donde permanecerá hasta 1967 cuando regresa a España. En 1986 fue nombrado Hijo Predilecto de Andalucía.

Prolífico escritor cultivó todos los géneros literarios: novela, poesía, teatro y ensayo. Merece destacarse su trilogía sobre la preguerra y la guerra civil española: Llanura (1947), El vencido (1949) y El destino de Lázaro (1959). También merece destacarse unas memorias que narran su estancia en el campo de concentración en el que estuvo recluido: Saint-Cyprien, page. Campo de Concentración (1942)

Testimonios

Santiago Flores (1916)

Nació en La Carolina, siendo muy joven aún se trasladó, junto a su familia, a Malagón (Ciudad Real). Participó en el intento que el PCE realizó en 1943 invadiendo el Valle de Arán, con el fin de reanudar la lucha armada en contra del franquismo. Tras el fracaso de la invasión se incorporó al “maquis” que actuaba en la Sierra de Gredos hasta 1946. año en que es detenido. Este es su testimonio.

“En 1939 cuando los nacionales entraron en el pueblo de Malagón, mataron a mi hermano de 17 años y a mi padre. delante de sus cadáveres violaron a mi hermana y a mi madre. Al mismo tiempo que esto sucedía crucé la frontera francesa”.

“En 1946 me detuvieron. Condenado a la pena de muerte, me la conmutaron por la de treinta años de cárcel. después de más de diez años encerrado, salí del Penal de San Miguel de los Reyes en Valencia el 10 de marzo de 1957”

Vicenta González (1926)

Carolinense, hija de un sindicalista y sobrina de un minero que iba al tajo con libros para adoctrinar a los obreros. A los seis años se trasladó a Madrid. Cuando estalló la sublevación su padre intentó que regresara a La Carolina, pero la enfermedad de su tío, que sería el encargado de cuidarla, evitó que regresara a su lugar de nacimiento.

“En Madrid escaseaba todo y propusieron a mis padres que nos enviasen a Rusia a mí y a mis hermanos para estar más protegidos, pero no quisieron separarse de nosotros”

Fue detenida junto a su madre, rapándoles la cabeza a ambas por “rojas”, en esos momentos es cuando conoce al que sería su esposo, Sebastián Castillejo, militante del PCE. El 3 de mayo de 1961 su esposo fue detenido, durante quince días fue torturado en los siniestros sótanos del Ministerio de Gobernación (hoy sede del gobierno de la comunidad de Madrid, donde está el famoso reloj que da paso al año nuevo). Condenado a siete años fue recluido en la prisión de Burgos.

Su hija, Mari, cuenta algunos episodios de aquella época: “ibamos familias de toda España y eso que la situación económica de las muejres que quedaban solas era dramática. allí nos quedabamos siempre en la misma pensión, teniamos visita por la mañana y por la tarde… los de la social (brigada de la polícia franquista destinada a perseguir a todos los opositores ala dictadura) nos hacían regalos para sacarnos información de nuestros padres.

Vicenta se convirtió en una activa rebelde participando en manifestaciones por la libertad de los presos políticos, fue detenida, intimidada, multada, pero nunca cejó en su empeño. No le falta el humor cuando comenta aquellos momentos: “¡ A las mujeres nos tenían más miedo que a los presos!”.

No quiero terminar sin mencionar un hecho que ilustra muy bien lo que fue la represión franquista en La Carolina y en el resto de España. Lo conozco a través de mi padre, Alfonso Garrot, al que se lo trasmitió mi abuelo Rafael Garrot.

Mi abuelo era el jefe de los peones camineros que tenían por labor mantener en buen estado las carreteras de la zona cercana a La Carolina. Un día se encontraba mi abuelo revisando las tareas de mantenimiento que estaba realizando peón. Apareció un camión con falangistas, estos descendieron del camión y dijeron a mi abuelo que tenían que llevarse al obrero. Mi abuelo les inquirió para que se lo llevaban, le contestaron que estuviera tranquilo que sólo le iban a llevar al pueblo para hacerle unas preguntas y que volvería en poco tiempo. A unos cincuenta metros pararon el camión, bajaron al obrero y lo asesinaron allí mismo ante la mirada atónita de mi abuelo. Su único delito había sido ser obrero.

Este era el talante de aquellos fascistas que sumergieron a España en una larga noche que duró cuarenta años. Aún hoy, desgraciadamente, existen “animales” -me sigo negando a llamarles personas- que se niegan a condenar el franquismo. Esos mismos que apartan de la carrera judicial al único juez que se ha atrevido a juzgar a Franco como lo que era, un genocida.

 

Anuncios

Una respuesta a “La Represión franquista en La Carolina (Jaén (II)

  1. Papeleria Arte 10 mayo, 2017 en 10:46

    Se ha realizado un libro sobre la guerra civil en La Carolina por Antonio Merino:
    https://www.papeleriaarte.com/tienda/jaen-y-provincia/la-carolina-en-la-guerra-civil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: